Envienos un Whatsapp


¿Qué son los sueños lúcidos y cómo tenerlos?

Imagina que estás corriendo de unos lobos hambrientos por el bosque y llegas a un acantilado en el que quedas arrinconado. Retrocedes hasta que quedas a un paso de caer al vacío y mientras que los lobos se acercan más y más… de repente te das cuenta de que estás soñando y con solo desearlo, se esfuman los lobos, te subes a un avión que simplemente apareció por que lo deseaste, y te vas volando por el mundo con la canción de “Here comes the Sun” de los Beatles de fondo. 


Vaya salida victoriosa, ¿no lo crees?


Aunque pareciera un escenario imposible, o una escena tomada de la película de Inception,  la verdad es que este tipo de sueños en los que controlas la narrativa mientras duermes, existen, y tú puedes entrenar a tu cerebro para hacerlo. 


¿Qué son los sueños lúcidos exactamente?

Para definirlo mejor, los sueños lúcidos son aquellos en los que te das cuenta de que estás soñando, y logras tomar las riendas de lo que vives dentro de él, haciéndote consciente de tus decisiones y de las infinitas posibilidades que tienes cuando literalmente, lo único que te detiene son los límites de tu imaginación. 


Según un artículo de Medical News, alrededor de la mitad de la población ha tenido al menos un sueño lúcido en el transcurso de su vida, y alrededor del 11% de las personas tienen uno a dos sueños de este tipo por mes. 


¿Cuándo sucede?

Normalmente comenzamos a soñar cuando estamos en la etapa REM de nuestro ciclo de sueño. Para algunas personas el cambio a un estado consciente puede causar que se despierten inmediatamente después de comprender lo que sucede, pero también existen personas que después de sentir el cambio se mantienen en paz y logran mantenerse dormidos y manipular sus propias acciones en el sueño. 


¿Cómo podría entrenar a mi cerebro para tener sueños lúcidos?

Existen varios métodos para lograrlo, aunque cada uno requiere de dedicación y constancia para que en realidad funcione.


1- Mantén un diario de sueños: Cada mañana levántate a escribir lo que soñaste la noche anterior y mantente alerta para observar patrones. Por ejemplo, después de dos semanas, uno puede darse cuenta que en sus sueños nunca lleva zapatos pero que el suelo no le molesta, o que muchas veces sueña con estar en un lugar específico. Así, cuando estés soñando de nuevo y notes esas características, podrás detectar el patrón y saber que te encuentras soñando. 


2-Comprueba tu realidad: Durante el día, haz tareas simples como contar los dedos de tu mano o tratar de atravesar tu mano por una pared para “verificar” que te encuentras despierto. Si lo haces una costumbre y frecuentemente durante el día, tu cerebro estará programado para hacerlo y al momento de estar soñando, notarás tener resultados ilógicos, como contar un número incorrecto de dedos, o que tu mano en definitiva logre pasar la pared. Entonces sabrás que estás soñando. 


3- “Programa” a tu cerebro para hacerte consciente: Este es el método más fácil de todos, y consiste en repetirse una misma frase varias veces justo antes de ir a dormir. Puede ser algo como “ Esta noche, me daré cuenta de que estoy soñando”. Así, bajo esa afirmación, tu cerebro estará “programado” para poner atención al soñar y hacerte consciente. 


Cada persona es diferente, por lo que no se puede asegurar el tiempo que tengas que pasar haciendo estos hábitos para lograr tener un sueño lúcido. Cada quien debe de utilizar el método que crea más conveniente. En este blog solo hablamos de los tres que nos parecieron que respetaban más el sueño, pero existen algunos otros que podrían igualmente funcionar.


¿Cómo podría ayudar a la salud mental?

Este método ha probado ser de gran utilidad para las personas que han sufrido grandes traumas en su vida o que tienen pesadillas recurrentes. Los sueños lúcidos han probado ser una terapia que ha ayudado a estas personas a tener control sobre sus sueños y descansar mejor. 


Además, algunos doctores han recomendado a algunas personas con fobias experimentar con sus miedos en este ambiente seguro. Durante un sueño, es imposible que algo te dañe físicamente, por lo que resulta ser el lugar perfecto para explorar nuestros límites.


Para ayudarte a tener sueños lúcidos, en Lunela estamos más que contentos de ayudarte a escoger esa almohada perfecta para reposar tu cabeza. Si es que sueñas con una nueva, ¡es que ya vas tarde!  Con un buen soporte, tu subconsciente tendrá menos tiempo de preocuparse por dolores musculares por la mañana, y más tiempo para llevarte a esa realidad de ensueño mientras duermes.


¿Qué esperas? Entra a la página principal para descubrir más sobre nuestras increíbles ofertas, como envíos gratuitos y qué productos están al 50% de descuento. ¡Tu momento para soñar como siempre has querido es hoy!


Referencias:


Chevlen, D. (2021). ‘Se trata de manipular la computadora más complicada del mundo’: cómo tener sueños lúcidos.  Recuperado el 11 de enero de 2022, desde https://www.nytimes.com/es/2021/04/03/espanol/sueno-lucido.html 


Cohut, M. (2020). Lucid dreaming: How-to, benefits, and risks. Recuperado el 11 de enero de 2022, desde https://www.medicalnewstoday.com/articles/323077#techniques