Envienos un Whatsapp


Descanso restaurador, ¿un lujo de la vida moderna?

Aunque quisiéramos, no somos Superman. Todos hemos estado, por lo menos una vez, en una situación donde hemos empujado nuestro cuerpo al límite de sus capacidades y hemos caído enfermos, con lesiones musculares, o con una siesta inesperada que en vez de durar los 30 minutos que teníamos previstos, duró 4 horas. 


A causa del ritmo de la vida moderna, existen ocasiones (no poco frecuentes) en las que sacrificamos el descanso que nuestro cuerpo necesita para poder ver una hora más de Netflix, salir con nuestros amigos, seguir estudiando para sacar un 10 en el examen de la Universidad, o terminar ese trabajo que pidió nuestro jefe después de decir “es urgente que esté listo pronto”. 


Al estar tan inmersos en nuestros trabajos y actividades, se nos olvida lo importante que es descansar y escuchar las señales que nuestro cuerpo nos da para darnos un tiempo de reposo. En este blog, estaremos hablando sobre las señales que debes de buscar para saber si tu cuerpo necesita que desaceleres un poco tu ritmo.


Según datos de la OMS, el 40% de la población duerme menos horas de lo recomendado, y esas horas de descanso que logran conseguir, las pasan mal. Esto es un asunto de gran urgencia que del que no se habla mucho en los medios de comunicación, y se deja pasar como algo de poca importancia, pero como hemos mencionado en blogs anteriores, esta deprivación de sueño tiene un impacto directo en el cuerpo y puede causar trastornos fisiológicos, psíquicos, el aumento de estrés, y ansiedad que terminan por afectarnos de manera directa tanto en nuestra ejecución laboral y vida personal.


Las buenas noticias, es que el cuerpo es inteligente, y sabe cómo mandarnos señales de alerta para que nos demos cuenta de que necesitamos descansar. ¡Solo tenemos que saber escucharlas!


Algunas señales de agotamiento físico son:


  • Un ritmo cardíaco elevado, aún estando en reposo: Este es un signo de estrés, y se debe a que el cuerpo necesita bombear más oxígeno a los tejidos para hacer una reparación de los músculos que hayas excedido. 

  • Un mal sueño: Aunque suene extraño, dormir mal es uno de los síntomas de agotamiento físico. Ya sea por estrés, ansiedad, o por hacer ejercicio de más, nuestro sistema nervioso central está demasiado ocupado bombeando oxígeno a nuestros músculos, o nuestro cerebro está en alerta permanente por el estrés que sentimos.

  • Mal humor: Cuando estamos cansados, somos mucho más propensos a estar de mal humor o a irritarnos con facilidad. 

  • Enfermedad: Un exceso de ejercicio, estrés, o deprivación de sueño puede hacer que nuestro sistema inmunológico se deteriore y comprometa nuestra salud. ¡Así el cuerpo nos obliga a descansar!. Si sospechas que caíste enfermo por agotamiento ¡no te lo tomes a la ligera! aprovecha el tiempo para descansar, dormir y asegurarte de comer bien. 

  • Sentirse constantemente adolorido o cansado: si constantemente te encuentras adormecido o sientes los párpados pesados al momento de manejar o de trabajar, es probable que tu cuerpo te esté pidiendo más horas de sueño. ¡Escúchalo!


El 80% de los adultos desean dormir mejor, ¡es decir que solo el 20% de la población mundial está satisfecha con su sueño! Dos formas de mejorar nuestros hábitos de descanso es tener una buena higiene de sueño, y una rutina para antes de dormir, en estas ligas encontrarás todo lo que necesitas saber para comenzar a mejorar tu descanso hoy. 


Si consideras que lo que necesitas es un nuevo colchón, almohada o sábanas de calidad, en Lunela estamos felices de ayudarte a escoger los productos que mejor se ajusten a tus necesidades. Entra a ver las increíbles promociones que tenemos para ti y contáctanos para que tu compra en realidad se cubra a tus necesidades al dormir. 


El descanso restaurador y el sueño son factores que descuidamos muy fácilmente, pero irónicamente, también son los que definen nuestra productividad, el apetito y hasta nuestro humor del día siguiente. 


Si deseas hacer un cambio que impacte de manera positiva, comienza por invertir esfuerzo en tus hábitos de sueño y por conseguir aquellos productos que te ayudarán a conseguirlo. ¡no te arrepentirás!



Referencias:


infobae. (2020). Recuperado el 8 de Marzo de 2022, desde https://www.infobae.com/salud/2020/01/20/trastornos-del-sueno-el-40-de-la-poblacion-mundial-duerme-mal/ 


Club Metropolitan (s.f). Recuperado el 8 de Marzo de 2022, desde https://clubmetropolitan.net/noticia/6-senales-que-te-da-tu-cuerpo-porque-necesita-un-descanso