Envienos un Whatsapp


¿Cuál es la mejor posición para dormir?

Todos tenemos una forma específica en la que nos gusta dormir. Hay personas que se sienten mejor durmiendo sobre el costado, otras que prefieren descansar boca arriba y otros boca abajo. Probablemente también hayas escuchado que dormir de una manera u otra es mejor para la espalda, o que tal vez dormir boca abajo es malo para la salud, etc. 


En este blog, estaremos hablando sobre las mejores posiciones para dormir y cómo éstas pueden ayudarnos o perjudicarnos en nuestro descanso diario. 


Recordemos que el propósito del sueño es restaurar nuestro cuerpo y dejarlo preparado para afrontar el día siguiente con energía, tomando esto en cuenta y que la posición que tomemos puede afectar este proceso existen “mejores” y “peores” posiciones de manera general, ya que estas pueden poner o aliviar presión sobre tu espalda, brazos y hombros. Sin embargo, la manera de dormir es muy personal y lo que es mejor para unos puede no favorecer a otros. A continuación, te lo desglosamos en una guía fácil


Vayamos al grano, ¿Cuál es la mejor posición para dormir?

Parece que todas las páginas de internet indican cosas diferentes para contestar esta pregunta, pero la verdad es que lo único que se te puede asegurar es que la mejor posición es aquella que te ayude a mantener una espalda recta desde tus caderas hasta tu cabeza sin comprometer otras partes de tu cuerpo, como los hombros o los brazos. 


Al ser cada uno de nosotros diferente, tenemos diferentes posiciones al dormir y ninguna se replica exactamente a la de alguien más, por lo que dejamos abierta a consideración propia lo que podría resultar más beneficioso para tu salud. Sin embargo, existen ciertos beneficios que algunas posiciones brindan que otras no. 


Para aquellos que duermen de lado:

Según la Fundación Nacional del Sueño, alrededor del 60% de las personas duermen de lado, y si formas parte de ese porcentaje, ¡puedes estar contento! ya que promueve el alineamiento de la espalda y es la que menos probabilidad tiene de provocar que amanezcas con dolores de espalda y de cuello, sobretodo cuando tienes un buen soporte con almohadas de calidad. ¡Da click en el vínculo para ver las que ofrecemos! Además, si duermes sobre tu costado izquierdo, nos es grato decirte que tienes la postura perfecta, ya que ese lado favorece la relajación de tus órganos internos. 


También es capaz de reducir los ronquidos y el sentimiento de acidez, lo que la convierte en la posición perfecta para aquellos con problema de espalda, de apena de sueño, de reflujo, mujeres embarazadas, y personas de la tercera edad. 


Para aquellos que duermen boca arriba:

Esta es la segunda posición más popular, y ciertamente, también favorece una espalda recta y una buena distribución de peso corporal, lo que previene puntos de presión en tu espalda y en tu cuello. 


Esta posición también ayuda a aliviar congestiones nasales si te recuestas con la cabeza alzada sobre el resto de tu cuerpo, por lo que es ideal para aquellas personas que sufren de alergia de manera constante, y los que sufren de dolores de espalda y de cuello con frecuencia al despertar por la mañana, pero no se recomienda para mujeres embarazadas, personas que sufren de apena de sueño o de roncar por las noches, aquellos con reflujo, adultos con sobrepeso y personas de la tercera edad. 


Para aquellos que duermen boca abajo: 

Es la posición menos popular, pero se recomienda para las personas que roncan, ya que lo previene hasta cierto punto, sin embargo, esta postura también causa que tu cuerpo haga un esfuerzo extra para respirar por obligar a tu pecho a cargar el peso de tu caja toráxica, por lo que se considera que esta posición te roba más energía por la noche que las otras.


Esta postura no proporciona soporte en la espalda como las demás y puede causar puntos de presión que duelan al despertar. Si tu colchón y almohada no son firmes, tu estómago y tus caderas se hundirán en el colchón, causando que tu espina dorsal se estire más de lo normal.


Esta posición no se recomienda para la mayoría de las personas, incluyendo mujeres embarazadas, y aquellos preocupados por dolores de cuello y de espalda. Sin embargo, si quieres seguir durmiendo de esta manera, se recomienda una almohada delgada (o hasta dormir sin almohada), y colocar otra debajo de tus caderas para aliviar el punto de presión. 


¿Qué pasa si me siento bien en la posición que duermo hoy en día?

Si tu posición no es la mejor, pero de todas formas te levantas con energía, sin dolores musculares, y duermes toda la noche sin interrupciones ¡no tienes por qué cambiarla! Cada uno tiene su forma de acomodarse, y la posición correcta para tí es aquella en la que te sientas cómodo y sepas que ayuda a tu cuerpo a descansar bien.


En Lunela, nos interesa que descanses de la mejor manera posible. Si con toda esta nueva información, notaste que algún producto podría ayudarte a ti o a tu pareja a dormir mejor, no dudes en entrar a nuestro catálogo de almohadas y colchones premium, ¡nuestros asesores estarán felices de ayudarte y ten en cuenta que ese nuevo colchón o almohada podría convertirse en el mejor regalo de Navidad! Un nuevo sistema de descanso podría hacer maravillas para tu salud al dormir, y además, podrías llevarte un colchón gratis con nuestra promoción Navideña.


Al visitar nuestra página, no olvides preguntar por las increíbles promociones y descuentos que ofrecemos en esta bella temporada donde el bienestar y el amor por nuestros seres queridos suelen priorizarse. 


Referencias:


Suni, E., & Singh, D. (2021). What Are the Best Positions for Sleeping? | Sleep Foundation. Recuperado el 7 de diciembre de 2021, desde https://www.sleepfoundation.org/sleeping-positions 


Sleep Positions. Recuperado el 7 de diciembre de 2021, desde https://bettersleep.org/better-sleep/sleep-positions/